Intralipoterapia

page2_img1

Intralipoterapia

Consiste en inyectar una sustancia microgelatinosa (ácido desoxicólico) que basada en un sistema de liberación controlado con cantidades extremadamente pequeñas de detergentes químicamente modificados tiene la capacidad de "disolver" la grasa de forma rápida y segura, licuándolas para que se eliminen de forma natural a través del sistema linfático.

Es el único tratamiento no quirúrgico que elimina los cúmulos de grasa localizada definitivamente y de forma natural.

No es un tratamiento adecuado en casos de obesidad y evidentemente no consigue los mismos resultados que la liposucción quirúrgica, pero con resultados muy interesantes en casos de depósitos de grasa localizados.

CÓMO SE REALIZA

Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia. La solución se inyecta con microcánulas directamente dentro del tejido graso. Es necesario un único pinchazo por zona para repartir el producto de forma homogénea.

INDICACIONES DEL TRATAMIENTO

- La Intralipoterapia está indicada para combatir la adiposidad localizada que no desaparece adelgazando.
- Este tratamiento estaría indicado a los pacientes que demandan técnicas menos invasivas, para conseguir la eliminación definitiva de las adiposidades localizadas.

ZONAS QUE SE PUEDEN TRATAR


- Flancos, caderas, cara interna de los muslos y de rodilla.
- Abdomen, brazos, y papada.

No está indicado en casos de obesidad o sobrepeso, pues no se pierde peso, solo grasa y centímetros.

CUANTAS SESIONES SON NECESARIAS

La cantidad de sesiones es variable dependiendo de la respuesta del paciente pero en general no superan las 4 sesiones con un intervalo de unas 3 semanas entre cada sesión. No es necesaria anestesia local ya que el tratamiento es muy tolerable.

EFECTOS SECUNDARIOS


Tras el tratamiento, en la zona tratada puede aparecer algún hematoma, que desaparecen con el paso de pocos días. No es habitual presentar molestias ni dolor.

AL TERMINAR EL TRATAMIENTO…


El paciente usara una faja de compresión durante unos días y se abstendrá de realizar ejercicio físico fuerte en la primera semana.
Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia, el paciente se reincorpora inmediatamente a su vida normal.
El tratamiento se tolera muy bien pero una inflamación de la zona tratada durante algunos días es normal y se considera como parte del efecto terapéutico de dicho tratamiento, considerándose una reacción normal del tejido adiposo a la acción adipocitolítica del procedimiento.
Se realizarán controles periódicos para ver la evolución del tratamiento y valorar el número de sesiones necesarias para la obtención de los resultados deseados.